HONDA NSX 2017

HONDA NSX VALENCIA RED PEARL

Honda NSX 2017: una «nueva experiencia deportiva» en el segmento de los superdeportivos

Honda aúna los valores atemporales de un automóvil deportivo con tecnologías de próxima generación para crear una «nueva experiencia deportiva»

El desarrollo orientado a las personas de este superdeportivo se centra sin reservas en el conductor

La unidad de potencia híbrida deportiva más intuitiva y avanzada del segmento de los superdeportivos

La innovadora carrocería a base de diversos materiales y sus aplicaciones y procesos de construcción que son primicia mundial permiten conseguir un menor peso con una mayor resistencia

El diseño exterior dinámico conjuga las líneas de un deportivo de lujo y la funcionalidad propia de un superdeportivo

El nuevo NSX, que se ha creado específicamente para ofrecer una «nueva experiencia deportiva» (NSX proviene del inglés New Sports eXperience) en el segmento de los superdeportivos, desafía los convencionalismos sobre este tipo de vehículos, como ya hiciera tan profundamente la primera generación del NSX hace un cuarto de siglo.

Cuando el Honda NSX original hizo su debut en 1989, cambió para siempre el segmento de los superdeportivos gracias a un estilo, rendimiento y dinamismo increíbles, propios de un superdeportivo, y supuso una revolución en cuanto a calidad, ergonomía y funcionalidad.

Mediante el uso de nuevas tecnologías avanzadas como, por ejemplo, un chasis y una carrocería monocasco completamente en aluminio que proporciona ligereza a la vez que rigidez, acoplados a un motor de seis cilindros transversal montado en posición central, el NSX original desafió el concepto de superdeportivo convencional. Su motor de altas revoluciones presentaba una serie de innovadoras tecnologías de producción, como pistones forjados, bielas de titanio y un tren de válvulas VTEC.

Además, el NSX pretendía una conexión más directa entre el conductor, el coche y la carretera, por medio de elementos de diseño básicos: masa del vehículo en posición baja, alta relación entre potencia y peso, una carrocería rígida que soportase un chasis orientado al rendimiento, una visibilidad sobresaliente, una ergonomía excepcional y altas prestaciones. El resultado fue una definición de superdeportivo que supuso un cambio de paradigma.

Es importante destacar que el NSX de la primera generación también ejemplificaba los altos estándares de calidad, durabilidad y funcionalidad en el día a día sin menoscabo del rendimiento, algo que escaseaba en los superdeportivos de la época.

Respetando las características y los rasgos distintivos esenciales del NSX original, el nuevo Honda NSX va en pos de una idea completamente nueva y revolucionaria para el rendimiento de un superdeportivo Honda, al aunar los valores atemporales de un deportivo con tecnologías de próxima generación para crear una nueva experiencia deportiva. Del mismo modo que la esencia cuidadosamente diseñada por Honda estuvo basada en el rendimiento y fue el aspecto clave en la creación del NSX original, cada uno de los aspectos del nuevo diseño es en consecuencia una expresión de la evolución de esos mismos valores.

Como «superdeportivo orientado a las personas» del siglo XXI y la representación suprema del rendimiento y el prestigio de Honda, el nuevo NSX es el resultado de casi cuatro años de intenso esfuerzo de un equipo de diseño e ingeniería a nivel global. La Compañía, basándose en el planteamiento de sinergia entre hombre y máquina que dirige el desarrollo de todos los vehículos de Honda, creó un superdeportivo centrado en el conductor en el que cada componente del vehículo es respetuoso con la parte más inteligente del coche: el conductor.

La principal innovación es la unidad de potencia híbrida deportiva con sistema de tracción a las cuatro ruedas para un nivel superior de maniobrabilidad (Sport Hybrid Super Handling All-Wheel-Drive), una tecnología vanguardista en el campo de los superdeportivos. Al combinar esta nueva interpretación del rendimiento de maniobrabilidad superior -Super Handling- con enfoques innovadores en el diseño del vehículo, incluida la construcción avanzada de la carrocería, la estructuración de los componentes y la optimización aerodinámica, el NSX traslada con una fidelidad increíble y con una respuesta instantánea las interacciones del conductor en términos de aceleración, dirección y frenada. Amplía las capacidades de cualquier conductor y lleva la experiencia de conducción a nuevas cotas en cualquier situación de conducción.

Gracias al sistema Sport Hybrid SH-AWD, el NSX es el primer superdeportivo del mundo que utiliza motores eléctricos híbridos para mejorar y potenciar todos los aspectos de su rendimiento dinámico: aceleración, frenada y virajes. Gracias a la vectorización eléctrica del par motor que proporciona la unidad de doble motor montada en la parte delantera, el NSX lleva a un nuevo nivel la tecnología de tracción a las cuatro ruedas de maniobrabilidad superior de Honda, al utilizar la distribución dinámica, instantánea y continua del par del motor eléctrico para mejorar la precisión del rendimiento de la maniobrabilidad y los virajes en todo tipo de situaciones de conducción.

La revolucionaria unidad de potencia del sistema híbrido Sport Hybrid SH-AWD del NSX y sus avanzadas capacidades dinámicas se apoyan en nuevos conceptos de construcción de la carrocería y diseño de superdeportivos. El bastidor space frame de diversos materiales del NSX es un diseño que se ha creado desde cero y en el que se han utilizado multitud de materiales y tecnologías de unión, cada una de ellas elegida por sus capacidades únicas para ofrecer una rigidez de la carrocería incomparable, junto con un centro de gravedad bajo, una visibilidad excelente y una protección líder en su clase de los ocupantes en caso de colisión. La carrocería de diversos materiales del NSX integra varias tecnologías que son novedad mundial, incluidos sus pilares A de acero de ultra-alta resistencia y modelado tridimensional, así como los nodos del bastidor de aluminio, fabricados mediante fundición por ablación.

Del mismo modo, el diseño y la estructuración de los componentes de la unidad de potencia del sistema híbrido (motor, transmisión, motores eléctricos, baterías y sistemas de control) se han optimizado para potenciar y mejorar sus capacidades dinámicas bajando el centro de gravedad y centralizando la masa dentro del coche.

El nuevo NSX es el modelo insignia de Honda y la expresión absoluta —en forma de producción en serie— de la concepción de Honda en torno a los vehículos deportivos y avanzados. Representa un paso decisivo en el restablecimiento de la pasión de Honda por el rendimiento que permiten las tecnologías avanzadas.

Texto e imagen: Honda

El exclusivo sistema motriz y las innovaciones en la carrocería asegura a los conductores del Honda NSX una “respuesta instantánea”

NSX Ablation Castings
NSX Ablation Castings

El concepto “respuesta instantánea” permite al NSX ofrecer una experiencia centrada en el conductor. 

Sus tecnologías avanzadas en el sistema motriz entregan una respuesta instantánea.

 

La carrocería, fabricada con diversos materiales, proporciona una rigidez líder en su clase capaz de trasmitir las interacciones del conductor de forma inmediata.

El planteamiento holístico aplicado en el diseño, la tecnología y la fabricación del nuevo Honda NSX ha dado como resultado un superdeportivo que transmite fielmente las interacciones del conductor con unos niveles sin precedentes de fidelidad y “respuesta instantánea”, cualidades que, unidas, definen la «nueva experiencia deportiva» que da nombre a este automóvil (NSX proviene del inglés New Sports eXperience). El nuevo NSX desafía las creencias que prevalecen acerca de los superdeportivo, tal y como demostró exhaustivamente la 1ª generación del NSX hace un cuarto de siglo.

Su diseño avanzado en combinación con los fundamentos sobre ingeniería, así como sus avanzadas tecnologías le permiten responder de forma directa a las interacciones del conductor —ya sea acelerar, frenar o girar— para ofrecer una experiencia de conducción intuitiva e intensa. Es de destacar su sistema motriz —el más avanzado y sofisticado dentro del segmento de los superdeportivos—, su tracción a las cuatro ruedas activa, una transmisión de doble embrague y nueve velocidades a medida, y su chasis de gran rigidez.

“Nuestros ingenieros exploraron nuevas tecnologías para crear un automóvil que redefine el concepto de superdeportivo, proporcionando un intensa e intuitiva experiencia en la que todo gira en torno al conductor” afirma Ted Klaus, ingeniero jefe y responsable del desarrollo global del nuevo NSX, que añade: “ Como resultado el NSX representa la nueva experiencia deportiva y proporciona prestaciones líderes en su clase, con aceleración instantánea y estimulante, a la vez que transmite confianza por su dinámica de conducción”.

El conjunto motriz más avanzado del segmento de los superdeportivos

Destaca entre sus muchas innovaciones el Sport Hybrid Super Handling All-Wheel- Drive, tecnología pionera en el territorio de los superdeportivos. La combinación de tecnologías que se ha incorporado en la unidad de potencia híbrida con tracción a las cuatro ruedas Sport Hybrid SH-AWD del NSX ofrece un rendimiento con un retardo prácticamente inexistente. El corazón de la nueva unidad Sport Hybrid SH-AWD alberga un motor de gasolina de seis cilindros y 3,5 litros montado en posición central con dos turbocompresores, acompañado de una transmisión de doble embrague de nueve velocidades (9 DCT) completamente nueva y un motor de transmisión directa. A esto, se le suma la unidad de doble motor (TMU, Twin Motor Unit) montada en la parte delantera, que proporciona tracción a las ruedas delanteras, de modo que el NSX cuenta con las ventajas de una tracción a las cuatro ruedas activa.

La nueva transmisión de doble embrague de nueve velocidades (9 DCT) actúa junto con el motor y un motor de transmisión directa para permitir unos cambios de marcha casi instantáneos, y con la unidad de doble motor (TMU) para que éstos se produzcan de forma directa, fluida e impecable.

Para permitir una respuesta instantánea del acelerador, el motor de transmisión directa actúa directamente en el cigüeñal del motor. El motor de transmisión directa, al funcionar al unísono con el motor por medio de un sofisticado algoritmo y el sistema de aceleración de accionamiento electrónico, contribuye a un rendimiento de la aceleración directo y de alta potencia y par, incomparables en su categoría.

La TMU contribuye en gran medida a la aceleración instantánea del NSX y se puede utilizar para generar una guiñada basada en las interacciones de la dirección por medio del control directo de guiñada de Honda.

Desde que el vehículo inicia la marcha, la TMU proporciona un par instantáneo, así como tracción a las cuatro ruedas, lo que permite una aceleración directa y controlada. Al frenar en una curva, el sistema Sport Hybrid SH-AWD emplea la TMU para desacelerar, de modo que actúa junto con los frenos mecánicos del NSX, al tiempo que el control directo de guiñada ayuda de forma inmediata en el giro. Al salir de la curva, el sistema Sport Hybrid SH-AWD permite que la aceleración se ejecute antes y con mayor seguridad.

El uso conjunto de estos sistemas transmite la sensación de que el coche se anticipa a las interacciones del conductor. El sistema potencia la confianza del conductor y sus cualidades al volante, al tiempo que saca el máximo partido del rendimiento y la dinámica del NSX.

El carácter de las prestaciones dinámicas del NSX, pueden ser ajustadas a las preferencias del conductor a través del Integrated Dynamics System (IDS). Cuatro modos dinámicos seleccionables –Quiet, Sport, Sport+ y Track- desbloquean una gama de nuevas experiencias ajustando el sistema dinámico del vehículo que incluye la dirección, los frenos (mecánicos y regenerativos), acelerador, sistema de control de estabilidad VSA, amortiguadores magnéticos y control del sistema Sport Hybrid SH-AWD.

NSX Direct Drive Motor & Twin-turbo V6
NSX Direct Drive Motor & Twin-turbo V6

Avances en la estructura de la carrocería mejoran la rigidez torsional

Los ingenieros de Honda se enfrentaron al desafío de crear una estructura que proporcionase una plataforma adecuada para su avanzado sistema motriz. Emplearon por primera vez técnicas de ingeniería y producción con diversos materiales para la carrocería, con el fin de proporcionar una rigidez estructural que favoreciera las características dinámicas del automóvil, y conseguir los objetivos de visibilidad para el conductor, prestaciones de seguridad en caso de colisión, durabilidad y fiabilidad.

Por ejemplo los nudos del bastidor de fundición de aluminio por ablación, permiten acortar los voladizos delanteros y traseros, reducir masas y tener prestaciones superiores en caso de colisión. Mientras, las partes del bastidor templadas y curvadas en tres dimensiones forman los delgados pero fuertes pilares A, que maximizan la visibilidad delantera a la vez que proporcionan la rigidez estructural necesaria incluyendo los requerimientos en caso de aplastamiento del techo.

Así pues, la carrocería tiene más del doble de rigidez que el inmediato competidor de su misma clase, tanto en términos de rigidez torsional estática como dinámica. Si sumamos además los avances realizados en el sistema motriz, el conductor obtiene un conjunto que traduce las interacciones en respuestas del vehículo con una fidelidad extraordinaria al tiempo que incrementa el grado de confianza del conductor.

UNIQUE POWER UNIT AND BODY INNOVATIONS PROMISE ‘INSTANT RESPONSE’ FOR HONDA NSX DRIVERS
UNIQUE POWER UNIT AND BODY INNOVATIONS PROMISE ‘INSTANT RESPONSE’ FOR HONDA NSX DRIVERS

Texto e imagenes: Honda