Nuevo Peugeot 3008: advanced SUV

PEUGEOT_3008_2

El nuevo Peugeot 3008 acaba de ser desvelado, en medio de una gran expectación. Este modelo entra de lleno en el mercado de los SUV del segmento C, una categoría que está viviendo una fuerte expansión en todas las regiones del mundo.

Sale al encuentro de una clientela extremadamente exigente, que busca diferenciarse y vivir nuevas experiencias. Tanto por su revolucionario Peugeot i-Cockpit® de última generación como por su diseño inspirado, su arquitectura optimizada o sus equipamientos high-tech, el nuevo SUV Peugeot 3008 tiene el objetivo de imponerse como uno de los protagonistas de su segmento. Supone el inicio de una nueva gama de SUV Peugeot, de la que será el emblema mundial.  El nuevo SUV Peugeot 3008 será la gran estrella del stand Peugeot en el próximo Salón de París, donde se presentará al gran público antes de su lanzamiento mundial.

El nuevo Peugeot 3008 aterriza en el segmento C SUV

Desde hace varios años, el mercado SUV está en plena expansión. En el segmento C europeo, que sigue siendo el más importante y el más diverso, las ventas de SUV se han multiplicado por 2,5 desde 2009, fecha de lanzamiento de la primera generación del Peugeot 3008. Actualmente, si se tienen en cuenta todos los segmentos, uno de cada diez vehículos en el Viejo Continente pertenece a la familia de los SUV.

Como encarnación de una modernidad, que pone el acento en el status, la tecnología, las emociones y el placer personal, los SUV dan visibilidad a su conductor y representan valores propios de nuestro tiempo. No sólo muestran una necesidad de expresión personal, sino también un deseo de mostrar el éxito, con la mirada de los demás como espejo de los méritos personales. Demuestra una aspiración de evasión y nuevas experiencias, incluso si esta imagen del vehículo todoterreno que sale de los caminos trillados se basa sobre todo en anhelos y fantasías.

Los conductores de hoy esperan que su vehículo renueve su experiencia automovilística, que convierta el tiempo de los traslados, que se vive, de un modo demasiado frecuente, como una carga, en un tiempo optimizado por la experiencia, la emoción y la convivencia. Se busca una interacción intuitiva y sensorial con el vehículo. Se espera que entienda las necesidades de sus ocupantes y tenga la capaz de adaptarse a ellas. En cuanto al interior, las expectativas se centran en un habitáculo acogedor, personalizable y tan relajante como el propio hogar del cliente.  El “Sport Utility Vehicle” o SUV es el vehículo que mejor responde a estas aspiraciones. Una silueta que ha superado su concepto inicial para construir sus propios mitos y referencias.

Todos los fabricantes lo han entendido, respondiendo con una oferta mundial llena de propuestas y alternativas. Sin embargo, la experiencia de conducción de los SUV pocas veces está a la altura de estas aspiraciones. El desafío de Peugeot es de envergadura: no sólo hay que adoptar los códigos del segmento sino, además, ofrecer un producto homogéneo, moderno, elegante e inteligente.

Con el nuevo Peugeot 3008, la marca pretende posicionarse de lleno en el segmento C SUV con una propuesta deseable, digna de su mejor saber hacer y coherente con su estrategia de subida de gama, Esta subida de gama se concreta por la incorporación, como equipamiento de serie, del nuevo Peugeot i-Cockpit®.

Texto e imagen: Peugeot

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *