BMW en el Salón del Automóvil de Detroit 2016.

b_0_0_0_00_images_articulos_2015_12_diciembre_18_BMW_X4_BMW_X4_M_4

Presencia notable en el año 2016, año de un aniversario muy especial: poco antes del centenario de la marca, BMW estrena entre el 11 y el 24 de enero dos modelos en el salón del automóvil North American International Auto Show (NAIAS) de Detroit. Se trata de los nuevos coches de altas prestaciones BMW M2 y BMW X4 M40i.

Adicionalmente, la marca presenta diversos modelos de BMW i, orientados hacia el futuro de la movilidad individual, así como varios innovadores servicios relacionados con la movilidad móvil. BMW ConnectedDrive muestra las aplicaciones y los sistemas más recientes, entre ellos, por ejemplo, el sistema de aparcar utilizando el mando a distancia.

La presencia de BMW Group en Norteamérica empezó hace más de 40 años, y desde entonces ha sido un éxito rotundo. Bayerische Motorenwerke cuenta con una empresa filial en los EE.UU. desde el año 1975. A BMW of North America se le sumó en el año 1992 la planta de la marca en Spartanburg, en Carolina del Sur. Diversos modelos concebidos específicamente para el mercado estadounidense, así como la participación en eventos de competición automovilística, por ejemplo, con el nuevo BMW M6 GTLM a partir del año 2016 en la IMSA WeatherTech SportsCar Championship, realzan la importancia que tiene para BMW Group el mercado que, por ventas, ocupa el segundo lugar en el mundo. Además, ese mercado ha demostrado generar importantes impulsos para el desarrollo de nuevas tecnologías. Así, los EE.UU. se han transformado en algo así como una segunda patria para BMW Group, en la que más de 70.000 personas trabajan para BMW y sus empresas asociadas.

Y esa exitosa historia continuará en el futuro: con el fin de ampliar sus capacidades de producción, BMW Group invierte actualmente más de mil millones de dólares en su planta estadounidense. De esta manera, la planta de Spartanburg jugará un papel aún más importante dentro de la red de producción de BMW Group. La planta de BMW Group en Spartanburg, en Carolina del Sur, atiende a clientes de todo el mundo fabricando modelos X de BMW, de manera que considerando el valor, los EE.UU. se transformaron en el exportador de automóviles más importante de la marca. Además de la ampliación de la planta, también se le concede especial importancia a la creación de dos centros de seguridad conductiva. Uno de ellos es el Performance Center junto a la planta de Spartanburg, y el otro se encuentra en el sur de Palm Springs. En ellos, los futuros clientes y amigos en general de la marca BMW pueden experimentar en persona lo que significa estar a los mandos de una «Ultimate Driving Machine», participando en cursos de conducción.

El nuevo BMW M2 Coupé: coche deportivo de alto rendimiento y prestaciones fascinantes.

BMW ya causó furor a principios de la década de los años setenta, cuando presentó el BMW 2002 turbo. El compacto coche deportivo de altas prestaciones representó ya hace más de 40 años lo que en BMW significa extraordinario dinamismo, agilidad y control del coche. Ahora, BMW M GmbH demuestra una vez más con el nuevo BMW M2, que esas virtudes siguen siendo válidas en la actualidad. Gracias a su potente motor de seis cilindros en línea, a la agilidad que le confiere la tracción trasera, al chasis deportivo M de aluminio, así como a su extrovertido diseño, el nuevo BMW M2 tiene todo lo necesario para que el conductor se divierta al máximo al volante. El nuevo propulsor de seis cilindros en línea, de 3.000 cc del nuevo BMW M2, provisto de la tecnología M TwinPower Turbo más moderna, tiene una potencia de 272 kW/370 CV a 6.500 rpm, marcando un signo de admiración en el segmento de los coches deportivos compactos de altas prestaciones. Igualmente admirable es la entrega de la potencia. El par máximo de 465 Nm llega a ser por unos breves instantes de 500 Nm con la función «overboost». En estas condiciones, el nuevo BMW M2 con la caja de cambios M opcional de doble embrague y siete marchas (M DKG) y función de lanzamiento en partida Launch Control, es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en impresionantes 4,3 segundos. Su velocidad punta es de 250 km/h con corte electrónico, y con M Driver´s Package es de 270 km/h. Y la eficiencia extraordinaria que, a la vez, distingue a este modelo con caja M DKG, resulta evidente con un consumo de apenas 7,9 litros* a los 100 kilómetros y con tan sólo 185 g/km* de emisiones de CO2. Con M Dynamic Mode (MDM) del sistema de control dinámico de la estabilidad (DSC), que permite un ligero resbalamiento de los neumáticos para derrapar controladamente al trazar curvas en los circuitos, el conductor puede disfrutar al máximo al volante.

El nuevo BMW X4 M40i: en su segmento, el listón de referencia en materia de dinamismo.

A la exitosa serie de modelos BMW X4 se suma ahora un nuevo modelo tope de gama: el BMW X4 M40i. BMW es capaz de establecer una nueva referencia en el segmento de los Sports Activity Coupés (SAC), agregando un automóvil aún más dinámico, de diseño inconfundible y un equipamiento de carácter exclusivo. En el BMW X4 M40i se estrena mundialmente el nuevo motor de gasolina de seis cilindros con tecnología M Performance TwinPower Turbo. Este propulsor de 3.000 cc tiene una potencia de 265 kW/360 CV, disponible entre 5.800 y 6.000 rpm. Su par máximo es de 465 Nm. Con este motor de altas prestaciones y con la tecnología M Performance TwinPower Turbo más moderna, el BMW X4 M40i para el crono en 4,9 segundos al acelerar de 0 a 100 km/h, y alcanza una velocidad máxima de 250 km/h (con corte electrónico).

BMW i: precursor del placer de conducir un coche eléctrico apropiado para el uso diario en el tráfico vial.

Después del exitoso lanzamiento al mercado mundial del BMW i3, el modelo que únicamente dispone de un motor eléctrico (consumo de energía: 12,9 kWh; emisiones combinadas de CO2: 0 g/km)*, y del deportivo híbrido enchufable BMW i8 (consumo combinado de combustible: 2,1 l/100 km; emisiones combinadas de CO2: 49 g/km)*, la marca BMW i subraya su cualidad de precursor de la movilidad sostenible mediante una creciente cantidad de servicios de movilidad.

Desde que se lanzó al mercado hace dos años, a finales de 2013, la marca BMW i ha logrado transformarse en una historia colmada de éxitos para BMW. BMW cuenta con dos modelos que han despertado entusiasmo y generado una gran demanda en todo el mundo. Se trata del BMW i3, el primer coche eléctrico compacto de carácter selecto del mundo, concebido específicamente para la movilidad eléctrica, y del BMW i8, un coche deportivo revolucionario provisto de un sistema híbrido. De esta manera, BMW ha logrado ocupar un lugar privilegiado en el mercado de los automóviles eléctricos. En todo el mundo y desde que se creó la submarca BMW i, ya cada décimo coche con motor eléctrico es un BMW i3. En el mercado estadounidense, incluso lo es cada octavo coche (datos actualizados en octubre de 2015). Adicionalmente, el BMW i3 ya es el tercer coche eléctrico de más venta en todo el mundo; y, además, es el único capaz de ampliar su autonomía, gracias a sus sistema opcional Range-Extender. La gran demanda de modelos de BMW i significa un factor de éxito adicional para BMW: cuatro de cinco clientes que compran un BMW i3 condujeron antes un automóvil de otra marca, lo que significa que se trata de clientes nuevos para BMW.

La submarca BMW i genera impulsos adicionales a través de la transferencia de su tecnología a otros modelos de la marca BMW. Todos los modelos híbridos enchufables de BMW utilizan la tecnología BMW eDrive en sus motores eléctricos, originalmente desarrollada para los modelos de BMW i. Es decir, la electrónica funcional, las baterías de alto voltaje y los sistemas de gestión energética inteligente. Además, toda la experiencia acumulada durante el trabajo de desarrollo de los automóviles de BMW i en relación con el uso de PRFC producido industrialmente, se aprovechó para optimizar el peso de las berlinas de lujo de la nuevo BMW Serie 7.

Las innovaciones más recientes de BMW ConnectedDrive: aplicaciones y sistemas inteligentes aumentan el confort y la seguridad.

El progreso más reciente en el campo de la inclusión inteligente en la red se pone de manifiesto a través de una ampliación considerable de los sistemas de asistencia al conductor, y mediante diversas aplicaciones que tienen la finalidad de aumentar el confort y el nivel de seguridad de los modelos de la marca BMW. Las últimas propuestas de BMW ConnectedDrive incluyen aparcar con mando a distancia, ampliación del sistema de asistencia al conductor Driving Assistant, sistema de visión nocturna BMW Night Vision con luz de demarcación, así como visión panorámica Surround View con imágenes en 3D.

Texto e imagen: BMW

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *